El arco de Boca es el gran dilema que debe resolver Guillermo Barros Schelotto por estos días. Agustín Rossi viene de recibir varios cuestionamientos y, en este contexto, Esteban Andrada se entrenó este viernes por primera vez en el Complejo Pedro Pompilio. El ex arquero de Lanús firmó un contrato de cuatro años y ya empezó las prácticas bajo la mirada del cuerpo técnico. Junto al ex Granate, Lucas Olaza también formó parte del grupo.

No hay demasiado margen: el miércoles llegará el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores ante Libertad, en Paraguay. Lógicamente, Andrada ingresará en la lista de buena fe para la Copa y comenzó la cuenta regresiva para saber si, finalmente, podrá ganarse la titularidad.

Consolidado en Lanús y destacado también en las competencias internacionales de la Conmebol, a los 27 años Andrada asume en Boca en el mayor desafío de su carrera. El mendocino de 1,93 metros llegó al conjunto dirigido por una cifra cercana a los 5.000.000 de dólares y el pase de Guillermo Sara. Así se produjo el desembolso xeneize por el arquero, que ya vivió haber salido victorioso de una serie inolvidable ante River, por la Copa Libertadores, y actuar en la final del máximo torneo continental sudamericano.

Aquella erogación del club fue un indicador fuerte de la búsqueda urgente por encontrarle un reemplazante a Rossi, que tiene como credenciales sus 51 partidos en Boca y haber participado de la pretemporada completa. Restan tres entrenamientos antes del choque ante los paraguayos, y en ese corto lapso Andrada deberá impresionar de la mejor manera para hacerse dueño del área xeneize. Si bien no es un arquero de selección, el mendocino entró a partir de hoy de lleno en la carrera por ocupar la valla. Hasta aquí, el titular ante Libertad es una incógnita.

Los Mellizos y Andrada ya se conocen, convivieron en Lanús cuando unos empezaban el camino de la dirección técnica y el otro daba sus primeros pasos en el fútbol profesional. Pese a que debutó con Gabriel Schurrer en un partido de Copa Argentina ante Barracas Central en febrero de 2012 (ese día la pareja central la integraron Paolo Goltz y Carlos Izquierdoz , a quienes ahora volverá a tener como compañeros), fueron los Barros Schelotto los que marcaron su estreno en Primera, al año siguiente frente a Estudiantes.

Fuente: La Nación