GAZA/TEL AVIV.- Ayer, las imágenes a un lado y otro de la frontera en la Franja de Gaza sorprendieron por lo disímiles: de un lado, cientos celebraron con júbilo la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén , un gesto que reconoció a la ciudad santa como capital de Israel; del otro, soldados del Ejército israelí lanzaron ataques contra los palestinos que se opusieron a la decisión y provocaron la muerte de al menos 59 personas.

Entre ella, una bebe de ocho meses, Leila Al Ghandur, que falleció asfixiada por los gases lacrimógenos y que mostró la cara más cruel de la violencia desatada en los enfrentamientos, los más sangrientos desde 2014.

Asimismo, y según el Ministerio de Salud de Gaza, el número de palestinos heridos asciende a 2771, de los que aproximadamente la mitad sufrió heridas de bala.

Las protestas iban dirigidas contra la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén y contra el bloqueo que Israel y Egipto imponen desde hace más de diez años a la Franja de Gaza, mientras los israelíes ven en la decisión estadounidense el reconocimiento de una realidad histórica de 3000 años para el pueblo judío.

La iniciativa estadounidense causó un enorme disgusto entre los palestinos, que la consideran el resultado del posicionamiento a ultranza adoptado por el presidente Donald Trump a favor de los israelíes desde que asumió el cargo, en 2017. Para ellos, el traslado supone la negación de sus reivindicaciones sobre Jerusalén.

Israel se apoderó de Jerusalén Este en 1967 y la anexionó. Todo Jerusalén es su capital “eterna” e “indivisible”, afirma. Los palestinos, por su parte, quieren hacer de Jerusalén Este la capital del Estado al que aspiran. Y para la comunidad internacional es un territorio ocupado.

Luto
En los territorios palestinos comenzaron hoy tres días de luto tras los enfrentamientos. Todos los comercios, las escuelas, las universidades y oficinas públicas permanecen cerrados. Además, las banderas en la sede de la Autoridad Nacional Palestina, del presidente Mahmoud Abbas , en la ciudad cisjordana de Ramallah, ondean a media asta.

Las facciones políticas palestinas llamaron a realizar nuevas protestas este mediodía junto a los puestos de control del Ejército israelí en Cisjordania.

 

 

Fuente: www.lanacion.com