En 15 temporadas acumuló más de 125 millones de dólares.

Emanuel Ginóbili es uno de los grandes deportistas argentinos de la historia. Y, en términos financieros, también se destaca. Con la confirmación de la ampliación de su vínculo con San Antonio Spurs por un año más, el bahiense seguirá engrosando -merecidamente- su cuenta bancaria, que en estos 15 años en la NBA superó los 125 millones de dólares solo en ganancias oficiales por su salario.

Pasaron ya 22 años de su debut en la Liga Nacional. Con 18 años, Manu arrancó en Andino su experiencia profesional con el básquetbol. Pasó a Estudiantes un año después y ese fue su trampolín a Europa. En 1998 pasó a Reggio Calabria, que le pagó 750 mil dólares por tres años. Y, en el 2000, el también club italiano Kinder Bologna se lo llevó por 2.800.000 dólares para jugar otros tres años.

Sus éxitos en el básquetbol europeo -fue campeón de la Euroliga y MVP en la final de 2001- le permitieron entrar a la NBA. En 2002 fue captado por los Spurs, que no lo soltaron nunca más. Allí, sus ingresos se fueron engrosando. En sus primeras temporadas, sus salarios casi no se movieron: cobró primero 1.325.000 dólares y luego 1.457.500.

En la temporada 2004/2005 pegó el salto cuando se lo puso a la par de Tim Duncan y Tony Parker, las otras figuras del equipo. Entonces, su sueldo casi se quintuplicó: 6.603.500. Incluso, en ese mágico 2005 de su segundo anillo, jugó el All Star Game. Los años pasaron y sus salarios fueron en alza: 7.428.937 en la 2005/06, 8.254.375 en la 2006/07 y 9.079.811 en la 2007/08.

Un año después Ginóbili fue sinónimo de los mejores jugadores de la liga estadounidense y eso se tradujo en sus ingresos. Sus ganancias en los Spurs superaron los 10 millones de dólares (10.728.130), sin contar los ingresos por sponsors.

Y, después de los 11.854.584 y los 12.981.038 de las temporadas 2010/11 y 2011/12, respectivamente, renovó el vínculo. Fue cuando apareció el sueldo más alto de su vida: 14.107.492. Sin embargo, no fue el cierre perfecto el de ese torneo: San Antonio no pudo con Miami Heat y cayó en el séptimo partido.

El 2014 le tenía reservado su cuarto título en la NBA. Pero su sueldo bajó casi a la mitad (7,500,000) y luego, en la temporada 2014/15, a siete millones. Integrante del llamado “The Big Three” con Parker y Duncan, y ya con mil partidos en el torneo (algo inédito para un latino), el físico del bahiense empezó a jugar su propio partido. Ese año apenas promedió 9,6 puntos, 3,1 asistencias y 2,5 rebotes en 58 partidos.

Esos contratos largos se acabaron y las renovaciones de Manu se negociaron año tras año. Los 2.814.000 de la temporada 2015/16 fueron los ingresos más bajos que Ginóbili había tenido desde su llegada en 2002. Y no se repitieron.

Un año después, el argentino puso en duda su continuidad y su incursión en el mercado de agentes libres generó expectativa. Fue cuando los Philadelphia 76ers se interesaron por él. San Antonio tuvo que desembolsar los 14 millones con el que se dio la última renovación de Ginóbili. Hasta hoy.

La progresión del salario de Manu, año a año (*)

2002-03 $1,325,000

2003-04 $1,457,500

2004-05 $6,603,500

2005-06 $7,428,937

2006-07 $8,254,375

2007-08 $9,079,811

2008-09 $9,905,248

2009-10 $10,728,130

2010-11 $11,854,584

2011-12 $12,981,038

2012-13 $14,107,492

2013-14 $7,500,000

2014-15 $7,000,000

2015-16 $2,814,000

2016-17 $14,000,000

Total $125,039,615

​(*) Cifras expresadas en dólares. Fuente www.basketball-reference.com

 

Fuente: www.clarin.com/deportes

www.ciudadanosur.com.ar