La torre Eiffel fue cerrada a los visitantes debido a las malas condiciones meteorológicas, anunció la empresa que gestiona el monumento más emblemático de París cuando la capital y sus alrededores están en alerta de nieve y hielo.

“Debido a las condiciones meteorológicas, la Torre Eiffel está cerrada para todos nuestros visitantes”, señaló la empresa en Twitter, invitando a los interesados a seguir “la evolución de la situación” en las redes sociales.

La Torre Eiffel, que recibió más de seis millones de visitantes en 2017, es apenas la punta del iceberg de una serie de medidas de precaución dispuestas en la mitad norte de Francia. Las temperaturas glaciales hicieron que 32 departamentos activaran planes de contingencia.

En este primer episodio de frío extremo y nieves intensas en la temporada invernal, después de un mes de enero excepcionalmente suave, provocó sobre todo perturbaciones en el transporte público. El brusco descenso de la temperatura tomó también por sorpresa a España.

Los trenes recibieron órdenes de reducir la velocidad y generaron demoras, en tanto los camiones pesados recibieron órdenes de no circular en algunas rutas y caminos. Las autoridades también pidieron a los automovilistas particulares que limitaran sus desplazamientos.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar