El Dr. Tíndaro Fernández, abogado de la familia de Genaro Fortunato, pidió que el examen de visión que se le va a practicar a Julieta Silva se haga luego de que estén los resultados de la pericia de Policía Científica.

En relación a lo anterior, se realizó una audiencia en Tribunales, presidida por el titular del Primer Juzgado de Garantías, Dr. Pablo Peñasco, que aceptó la solicitud del querellante.

“Para que se haga la pericia oftalmológica, primero tenemos que tener el informe detallado de Científica, ya que eso nos permitirá tener conocimiento del lugar donde estaba el cuerpo, de la luz, del punto de impacto y también si hubo frenada”, dijo Fernández en conversación con nuestro medio.

“Estamos urgiendo a la Policía a que entregue ese informe, porque se cumplen los primeros 10 días desde la imputación y la fiscal solamente puede pedir 10 días más de prórroga para que tenga lugar la audiencia de procesamiento y prisión preventiva”, completó el reconocido abogado.

Otra de las cosas que solicitó la querella, antes de que se haga el examen de visión a la imputada, es un peritaje de luminosidad. Es decir que peritos especializados (ingenieros) determinen el grado de iluminación que había a la hora del hecho.

“Tenemos que saber con exactitud el grado de luz en el lugar preciso del impacto”, aclaró el abogado.

Un dato importante es que solamente existiría un solo certificado -que da cuenta de una patología determinada- firmado por el oftalmólogo Martín Oliva y no una historia clínica que hable de un largo proceso de atención médica.

“Al parecer el médico la atendió en una sola oportunidad, hace como un año, porque necesitaba hacerse el carnet de conducir”, explicó el profesional.

Silvio Barroso