Parece que en Malargüe no andan con tanta vuelta. Es que en los pueblos chicos sabemos quien es quien, y al parecer todo es cuestión de voluntad y coraje.

Allí la Justicia le dio la mano a la Policía y el golpe a la delincuencia fue duro.

Por orden del juez Juan Ignacio Olmedo, la Unidad Investigativa y la Comisaría 24, comandados por el fiscal Javier Giaroli, llevaron adelante 26 allanamientos en distintos puntos de la ciudad y distritos. Es que tenían ciertos datos y no la pensaron demasiado.

Durante las últimas semanas se incrementaron los hechos de violencia y alteraciones al orden público. Varios de ellos relacionados con el narcomenudeo y también con la pelea entre bandas por el dominio del territorio para cometer robos.

Las pistas obtenidas por los investigadores no se perdieron en el laberinto absurdo de la burocracia judicial y todos pusieron manos a la obra. El resultado fue ampliamente positivo.

Según información oficial se detuvo a 15 delincuentes y se secuestraron 12 armas de fuego, 4 tumberas, una considerable cantidad de municiones de distinto calibre, teléfonos celulares, elementos de corte para estupefacientes, balanzas de precisión, una Toyota Hilux y 10 mil pesos en efectivo.

[Not a valid template]

Silvio Barroso