Por diferencias en los honorarios que reciben de la OSEP (Obra Social de los Empleados Públicos), los cirujanos sanrafaelinos decidieron desvincularse de la misma.

En tal sentido, la solución que ofrecen desde la institución es que aquellos afiliados que necesiten operarse tienen que viajar a la ciudad capital, algo que ha generado el enojo en miles de trabajadores estatales de nuestro departamento.

El escándalo sigue creciendo, a tal punto que el tema llegó al Concejo Deliberante. Son los ediles justicialistas quienes han presentado un proyecto pidiendo un informe a las autoridades locales de la obra social.

Los concejales quieren saber los motivos de la interrupción de la prestación del servicio, además de conocer el plan de contingencias para resolver dicha situación.

El proyecto también señala que la OSEP debe decir públicamente cuantos son los pacientes afectados y la forma en que se han reprogramado las intervenciones quirúrgicas.

“Tienen que dar explicaciones porque San Rafael tiene 48.500 afiliados y no puede ser que para operarse tengan que viajar a Mendoza capital”, señalaron desde el Concejo Deliberante.

El tema también llegó a la Legislatura Provincial de la mano del senador justicialista Samuel Barcudi, quien -acompañado por el resto del bloque- pidió la comparecencia del titular de la obra social de empleados públicos, Sergio Vergara.   

“Esta situación hace que numerosos afiliados a la obra social se vean obligados a viajar de manera forzada a la Ciudad de Mendoza o, en caso de ser posible, a atenderse en el Hospital Schestakow, lo que genera en numerosos pacientes y familiares un profundo desconcierto y preocupación sobre su salud”, expresó el legislador sureño.