Durante el lanzamiento de la Jornada Provincial del Parto Respetado, la ministra de Salud Elizabeth Crescitelli subrayó la importancia de la capacitación que realiza continuamente todo el equipo de salud y especialmente la que se desarrollara esta Semana del Parto Respetado, tarea que se viene desempeñando desde hace años.

“La Provincia desalienta el parto a domicilio. Si bien se realizaron 20 en 2017, trabajamos arduamente para desestimar esta práctica para evitar complicaciones que se puedan suceder en el domicilio”, destacó la ministra.

“A si también, quiero honrar la labor y capacitación de todo el recurso humano que trabaja en Maternidad e Infancia. Su trabajo y esfuerzo de muchos años es lo que ha hecho posible que hoy tengamos tasas de mortalidad materna que nos orgullecen como provincia, del 1,6 por 10 mil nacimientos”, agregó la  titular de Salud.
“El trabajo conjunto ha permitido bajar a cifras históricas de la mortalidad materna”, agregó Crescitelli.

En tanto que la directora de Maternidad e Infancia, Mónica Rinaldi, expresó: “Mendoza adhiere a esta semana del Parto Respetado, que se celebra a nivel mundial todos los años la tercera semana de mayo. Para lo cual se realizan actividades en todas las maternidades de la Provincia, dando a conocer a las mamás los derechos que tienen durante el embarazo y momento del parto”.

A su vez, la profesional destacó que la Provincia está en contra del parto en el domicilio y en este marco se trabaja en mejorar la calidad de la atención en todos los hospitales. Mejorando el trato, las condiciones y la posibilidad de las mujeres de elegir la posición para tener sus hijos, estar acompañadas por la persona que elijan y los métodos de analgesia, entre otros.

“La idea es instaurar en la sociedad que el parto es un hecho natural, donde se debe tratar de intervenir lo menos posible, siempre que se den las condiciones adecuadas en un parto institucionalizado”, puntualizó Rinaldi.