Desde el gobierno provincial informaron que hay plazo hasta el 30 de julio para que los excombatientes de Malvinas que residen en Mendoza sean censados.

La idea es conocer el estado actual de cada uno de los veteranos de guerra en relación a vivienda, trabajo, salud y pensiones. A partir de estos datos el objetivo es acordar con cada excombatiente la forma de solucionar cada uno de los conflictos particulares, tales como inconvenientes con la pensión provincial, prestación en cuanto a salud y también lo relacionado a lo habitacional, considerando que no son pocos los que hoy tienen problemas con la vivienda.

Sobre el particular, el gobierno de Alfredo Cornejo ya ha expresado públicamente que quieren que cada uno de los soldados de Malvinas tenga su casa propia, utilizando como herramienta el IPV u otro mecanismo de crédito habitacional. Pero para eso tienen que saber, de una vez por todas, cuántos son los excombatientes y cuál es la realidad de cada uno en cuanto a dicho tema.

Desde el Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia de Mendoza indicaron que los excombatientes tienen que dirigirse al Registro Civil de cada departamento con la documentación correspondiente. En el caso de San Rafael, deben concurrir al edificio de avenida Mitre 11, sin pedir turno y de 8 a 13 horas.

Es condición fundamental que acrediten el certificado expedido por el Ministerio de Defensa de la Nación, con el correspondiente sello oficial y la específica referencia que avala su participación en el Teatro de Operaciones del Atlántico Sur durante el Conflicto de las Islas Malvinas.

El gobierno subrayó que cuando tengan la base de datos actualizados, donde figurará la situación de cada excombatiente y su familia, se vendrán importantes anuncios relacionados con la pensión provincial, con la vivienda, con las prestaciones de salud y también con temas impositivos.

Silvio Barroso