El gobernador de la provincia recorrió las obras que se están realizando sobre ruta 40, más precisamente el puente sobre el río Diamante.

Tras dar a conocer su discurso en el almuerzo realizado por la Cámara de Comercio de Malargüe, el gobernador recorrió las obras de mejora de la ruta 40, lo hizo acompañado por Martín Kerchner, ministro de Economía, Infraestructura y Energía.

 

Situados en el puente Cornejo declaró que se espera que Vialidad Nacional finalice la obra a mitad del próximo año, esta misma, implica la concreción de los dos puentes entre Pareditas y El Sosneado.

El primer puente posee 200 metros de longitud y permitirá agilizar el tránsito en esta zona y evitar la Cuesta de los Terneros, el segundo está proyectado sobre el arroyo Hondo y se extenderá por 70 metros sobre una curva. Los trabajos sobre ambos incluyen la construcción de alcantarillas (metálicas y de hormigón), pasafauna o pasaganado y terraplenes.

De esta manera, cuando la nueva versión sectorial de la ruta 40 esté terminada, pasará a formar parte del eje Norte-Sur que unirá Malargüe con la capital de Mendoza, ahorrando cerca de 100 km de recorrido. La distancia que habrá entre Mendoza y el departamento gracias a esta obra será de noventa minutos.