Laura Montero confesó brutalmente que no tiene idea donde la encontrará la Navidad del 2019, debido a que, según sus palabras, está concentrada en la gestión y no tiene mucho tiempo para pensar en su futuro. De todas formas, aseguró que no le quita el sueño la idea de  un posible cargo en la función pública, cuando en diciembre deje de ser vicegobernadora.

Amplificó la idea con un mensaje directo a los mayores de la política (donde se incluyó) al destacar que “es momento de impulsar la renovación”.

“Tenemos que darle una oportunidad a los más jóvenes. Debemos dejar que se proyecten”, apuntó la radical. En ese marco, aprovechó la oportunidad para darle un fuerte apoyo a Lucas Quesada, precandidato a intendente dentro del Frente Cambia Mendoza.

“Me gusta esta lista porque tiene paridad de género, territorialidad y experiencia. San Rafael necesita un cambio verdadero, tal como lo hicimos en la provincia y Lucas es la persona para hacerlo, porque tiene una energía particular, además de ser un apasionado por lo que hace”.

“Es perseverante y pertenece a una generación que necesita una oportunidad. Ser joven es fundamental para hacer el cambio”, concluyó Montero.

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv