Desde la Fundación TIPNEA, dedicada al tratamiento de niños con autismo, indicaron que han quedado “prácticamente paralizados” respecto de las actividades diarias. Sucede que en horas de la madrugada de hoy, el edificio ubicado sobre ruta 144 de Cuadro Benegas, fue visitado por delincuentes que arrasaron con todo lo que encontraron a su paso.

Según informaron desde la institución, los malvivientes se llevaron juegos didácticos, una computadora, una impresora, una tetera eléctrica, estanterías, un termotanque, garrafas de gas, entre otras cosas de importante valor. A eso hay que adherirle que los sujetos, en su paso por los distintos ambientes, fueron causando destrozos.

Se trata de un episodio indignante, teniendo en cuenta el rol que cumple la fundación que hoy ha quedado estática en relación a las actividades cotidianas.