«A raíz de la difícil situación económica que atraviesan muchísimas familias de San Rafael en barrios y distritos, se amplía cada vez más  el programa municipal Meriendas Compartidas», señaló Mariela Langa, titular de Desarrollo Social de la comuna. En ese sentido informó que incluye a 41 merenderos en todo el departamento, a los cuales asisten más de 2500 niños.

Se trata de una propuesta implementada para fortalecer las necesidades nutritivas de los más pequeños y se articula con uniones vecinales, asociaciones barriales, clubes, iglesias y salones comunitarios.

El municipio entrega todos los meses a los merenderos leche, cacao, azúcar y harina, productos que dependiendo de la mano y el gusto de las cocineras, se transforman en tortitas, pan, pizetas, tortas fritas y chocolatada.

Al programa se le suman charlas de nutrición, cursos de manipulación de alimentos, promoción del consumo de frutas y vegetales, además de consejos sobre higiene personal. 

“Hoy el programa Meriendas Compartidas apunta a contener a niños en situación de vulnerabilidad, con alimentos, actividades recreativas y deportes», explicó la funcionaria.

“Ya son más de 2.500 los chicos (de entre 4 y 18 años) que se asisten. Lamentablemente, semana a semana, la cifra va aumentando debido a las necesidades que tienen las familias, que están siendo muy afectadas por la crisis económica”, añadió Langa.

Actualmente el municipio de San Rafael trabaja con 41 merenderos, ubicados en barrios de Ciudad, Cuadro Benegas, Cuadro Nacional, Villa 25 de Mayo, Goudge, Rama Caída, Jaime Prats, Atuel Norte, Villa Atuel, La Llave, Salto de las Rosas, Monte Comán, Real del Padre y Cañada Seca.