La empresa SpaceX envía el renovado Falcon 9 Block 5, construido para volar 10 veces con un mínimo de reposición de piezas y con más control en el descenso.

La empresa SpaceX lanza este viernes su nuevo cohete Falcon 9 Block 5 que promete ser más potente y fácil de reciclar que los otros modelos.

El vuelo inaugural estaba previsto para el jueves, pero se aplazó menos de un minuto antes de la hora fijada para su despegue.

“El lanzador y su cargamento están en buenas condiciones”, comentó un portavoz de SpaceX, sin dar explicaciones de por qué se detuvo el lanzamiento 58 segundos antes del despegue.

En su primera misión, el objetivo principal del cohete es poner en una órbita alta un satélite de comunicaciones de Bangladés, llamado Bangabandhu Satellite-1.

Eventualmente, el cohete podrá trasladar astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS) abordo de la cápsula Dragon, aún en desarrollo.

El primer lanzamiento tripulado se prevé en diciembre de este año, con lo que también sería la primera vez que un cohete envía astronautas al espacio desde Estados Unidos luego de que el país cerrara su programa espacial en 2011.

El cohete está construido para volar 10 veces con un mínimo de reposición de piezas, dijo a reporteros el CEO de SpaceX, Elon Musk.

“Esperamos que no haya literalmente ninguna acción (reconstrucción) entre los vuelos, así como con los aviones”, afirmó.

“Nos ha tomado, desde 2002, 16 años de un esfuerzo extremo y muchas, muchas interacciones, y miles de pequeños pero importantes cambios para llegar hasta donde creemos que es posible”, agregó Musk.

El cohete Block 5 es la más reciente actualización del modelo Falcon 9. La compañía planea centrarse en una nueva generación de cohetes de carga pesada, llamados BFR.

Después del lanzamiento previsto desde Cabo Cañaveral, Florida, para este viernes de las 17 de la Argentina, el cohete intentará regresar y aterrizar verticalmente en la plataforma “Of Course I Still Love You” ubicada en el océano Atlántico.

SpaceX aterrizó 11 de sus cohetes en tierra y 13 en plataformas flotantes en el océano, en su esfuerzo por bajar los costos de los vuelos espaciales y aumentar el reciclaje de las partes de cohetes.

 

 

Fuente: www.clarin.com