Rafael Nadal y Roger Federer, de un lado. Alexander Zverev y Stefanos Tsitsipas, del otro. Dos generaciones, una exhibición solidaria y un duelo para recaudar fondos para ayudar a los afectados por los incendios. En Australia, la previa del primer Grand Slam del año dejó varias perlitas y una frase que se viralizó en minutos: «¿Ves? La nueva generación. Son muy lentos». El autor fue Nadal, que aprovechó los micrófonos para bromear sobre el juego de Zverev y Tsisipas.

El mensaje se dio porque los más «viejos» (Nadal -33- y Djokovic -32-) volvieron trotando a su lugar, mientras los veintiañeros lo hicieron caminando.

Pero no todo quedó ahí. Después, Rafa y Nole protagonizaron un divertido momento cuando el español le hizo una seña al serbio que provocó la risa en del público en Melbourne. «Por favor, cámara. ¿Podés mostrar el dedo de Rafa donde me dijo que debía ir?», lanzó Djokovic, después de ver cómo el de Mallorca se agachaba cerca de la red y se llevaba su mano derecho a la espalda.

El 1, el 2, los cruces y la teórica final en el Australian Open

Rafa Nadal debutará ante el boliviano Hugo Dellien en el Abierto de Australia, que da comienzo el próximo lunes, y se enfrentará a un duro cuadro hasta las rondas finales, aunque evitó al suizo Roger Federer por su lado. El sorteo que se celebró este jueves del cuadro final que se disputa en Melbourne Park no fue excesivamente benévolo con el de Manacor, pese a que la pista dura tampoco deja excesivo margen para poder elegir qué rivales son más adecuados.

En este sentido, la ‘mejor’ noticia fue que no se vería las caras hasta una hipotética final, además de con el serbio Novak Djokovic, actual campeón y favorito número dos, con Federer, tercer cabeza de serie que irá por el lado de Nole.

El estreno del campeón de 2009 será ante el boliviano Hugo Dellien, actual número 72 del ranking mundial que jugará por primera vez este Grand Slam y frente al que nunca ha jugado. Si supera al sudamericano, el argentino Federico Delbonis o el portugués João Sousa sería el siguiente oponente, mientras que en la tercera rueda podría medirse a su compatriota y compañero de dobles en la ATP Cup, Pablo Carreño, cabeza de serie número 27 y que aún no conoce su primer rival.

A partir de ahí, el camino se empinará porque entre sus posibles cruces de los octavos de final se vislumbran dos huesos duros. Uno es el díscolo tenista australiano Nick Kyrgios, con el que no mantiene una buena relación ni dentro ni fuera de la pista y ante el que jugaría con el público «en contra», y el otro es el ruso Karen Kachanov.

Para los cuartos de final, el número uno del mundo tendría al austriaco Dominic Thiem, quinto favorito, y en su lado del cuadro para alcanzar la final le cayó el ruso Daniil Medvedev, cuarto cabeza de serie y con el que ya vivió una batalla en pista dura en la final del pasado US Open.

En cuanto a Djokovic, gran favorito y siete veces campeón del torneo, el inicio no será del todo cómodo ante un sacador como el alemán Jan-Lennard Struff y hasta cuartos de final el panorama parece más amable. Ahí, los nombres del griego Stefanos Tsitsipas y de Roberto Bautista se presentan como los favoritos.

Para las semifinales podría quedarle Roger Federer, que se estrenará ante el estadounidense Steve Johnson y que tiene por su lado tenistas peligrosos como el canadiense Denis Shapovalov, el polaco Hubert Hurkacz o el imprevisible búlgaro Grigor Dimitrov, con el italiano Matteo Berrettini como posible rival en cuartos.

 

Fuente: www.lanación.com