Una delegación de Ethiopian Airlines viajó a París con las cajas negras del avión que se estrelló este domingo en Adís Abeba, un accidente que causó 157 muertos, para que sean analizadas en Francia.

Miembros de la compañía etíope, que había reconocido que no tenía la capacidad de analizar las cajas negras, se desplazaron para entregarlas a las autoridades francesas, que serán quienes cooperen con la investigación sobre las causas del accidente aéreo.

El organismo francés de Investigación de Accidentes Aéreos (BEA) ya había informado a última hora del miércoles que las autoridades etíopes habían solicitado su ayuda para examinar esos aparatos que registran la actividad de los instrumentos del avión y las conversaciones de los tripulantes.

Las cajas negras pueden ser cruciales para aclarar la causa del accidente del Boeing 737 MAX 8 que se estrelló pocos minutos después de despegar del Aeropuerto Internacional Bole de Adís Abeba, con rumbo al Jomo Kenyatta de Nairobi.

Los 157 fallecidos pertenecían a 35 nacionalidades, sobre todo de Kenia, Etiopía y Canadá, además de 22 miembros de varias agencias de las Naciones Unidas y dos españoles.

La tragedia provocó que numerosos países prohibieran esta semana en su espacio aéreo el uso del Boeing 737 MAX 8 debido a las dudas que han surgido sobre su seguridad. En las últimas horas las autoridades de Brasil, Colombia y México decidieron suspender las operaciones de estos aviones.

En octubre de 2018, otro Boeing 737 MAX 8 de la compañía Lion Air se estrellara en Indonesia a los 12 minutos de despegar, según una de las cajas negras por fallos en el sistema automático, causando 189 muertos.

 

Fuente: www.clarín.com