Un festejo muy especial buscarán Las Leonas en el Trofeo de Campeones de Changzhou. Es que el tradicional certamen, que en esa ciudad china celebrará desde este sábado su 23ª y última edición, será reemplazado desde el próximo año por la novedosa Hockey Pro League. Y si el seleccionado argentino se lleva el título alcanzará las ocho consagraciones y quedará para siempre como el máximo ganador de la historia del torneo.

El equipo dirigido por Agustín Collarini, número cuatro del mundo, debutará este sábado -a las 5 de nuestro país- ante Australia, tercero en el ranking mundial, un rival ante el que hace poco más de tres meses sufrió una dolorosa caída.

A principios de agosto, el seleccionado oceánico se impuso por 4 a 3 en los penales y eliminó al equipo argentino en los cuartos de final del Mundial de Londres. 

Las Leonas terminaron séptimas en el Mundial de Londres, tras perder en cuartos con Australia, rival del debut de este sábado. //AP

Las Leonas terminaron séptimas en el Mundial de Londres, tras perder en cuartos con Australia, rival del debut de este sábado. //AP

El domingo, a las 7, Las Leonas enfrentarán también a otra figurita difícil, Holanda, número uno del mundo y vigente bicampeón mundial. Y luego jugarán con China, el martes a las 5; con Japón, invitado de la organización por ser el anfitrión de los próximos Juegos Olímpicos, el jueves a las 3; y cerrarán la primera fase el sábado 24, también a las 7, ante Inglaterra, segundo del ranking.

Los dos equipos que terminen en los primeros lugares de ese grupo único jugarán la final el domingo 25; el segundo y el tercero se disputarán el bronce; y los últimos dos definirán el cuarto y quinto lugar.

“En cada torneo que jugamos, nuestra mente está puesta en ganar el título. Pero este será especial, porque es la última edición del que, para mí, es el mejor certamen que ha organizado la FIH. Acá jugás con los mejores equipos del mundo en un período corto de tiempo, así que es tan interesante como intenso. Queremos consagrarnos campeonas, pero también disfrutarlo”, anticipó Delfina Merino, la capitana del seleccionado argentino, que sufrió un cambio a último momento.

Porque Magdalena Fernández Ladra, una de las convocadas originalmente por Corradini, no pudo viajar por cuestiones personales. En su lugar ingresó Rocío Sánchez Moccia, que completó un plantel que mezcla jugadoras experimentadas con otras que están dando sus primeros pasos en el seleccionado mayor.

"Queremos salir campeonas, pero también disfrutarlo", avisó Merino, la capitana argentina. //Juan José García

“Queremos salir campeonas, pero también disfrutarlo”, avisó Merino, la capitana argentina. //Juan José García

“El equipo está experimentando el recambio generacional más grande de los últimos tiempos. Hace un año y medio más o menos se sumó una nueva camada de jugadoras y hay que darles tiempo. Nosotras como referentes, tenemos que bancarlas y ellas, adaptarse rápido. Porque las Leonas, por lo que significan, no esperan y exigen resultados rápido. Sin embargo, hay que entender también esa realidad que vivimos”, analizó antes de viajar a China la arquera Belén Succi, una de las más experimentadas del plantel. Aunque también se ilusionó: “Estamos muy bien, queremos ganar una medalla”.

A pesar de ese escenario de recambio y de que este 2018 no fue el mejor en cuanto a resultados -en el Mundial, finalizaron séptimas, lejos del objetivo planteado-, Las Leonas son grandes candidatas a levantar el trofeo en Changzhou. Y en eso, la historia tiene mucho que ver.

Las argentinas construyeron en los últimos años una gran hegemonía en el torneo. Desde 2008, ganaron seis de las siete ediciones que se disputaron y se quedaron con la plata en la única en la que no pudieron festejar, Amsterdam 2011, cuando cayeron en la final ante Holanda. 

El equipo naranja es una de las grandes amenazas para las dirigidas por Corradini en este certamen. Y no sólo por su gran presente. Es que con seis títulos, escolta a Argentina -campeón en 2001, 2008, 2009, 2010, 2012, 2014 y 2016- en la lista de máximo ganadores. También con media docena de festejos acecha Australia.

Así, Las Leonas tienen un gran desafío de cara a la última edición del Trofeo de Campeones. En Changzhou, intentarán cerrar la temporada con una sonrisa y meterse para siempre en la historia de uno de los certámenes más prestigiosos del hockey mundial. 

El plantel argentino para el torneo

Succi,Florencia Mutio, Sofía Toccalino, Agustina Gorzelany, Agustina Habif, Julia Gomes Fantasia, Agostina Alonso, Lucina Von Der Heyde, Florencia Habif, Paula Ortiz, Victoria Sauze, Merino, Martina Cavallero, María José Granatto, Julieta Jankunas, Eugenia Trinchinetti y Sánchez Moccia.

Fuente: Clarín