El técnico de River se despachó con volantazos de pizarrón para afrontar dos de los tres partidos como visitante en esta Copa Libertadores: frente a Flamengo, en Brasil, e Independiente Santa Fe de Bogotá, en Colombia. El jueves tiene que ir al Cilindro: ¿repetirá con alguna otra fórmula novedosa?

Marcelo Gallardo ya dio la orden: el miércoles, el anillo del Monumental estará blindado. Los ventanales que dan al estadio estarán tapados y en los baños del club con ventanas al campo de juego pondrán precintos de seguridad para que los periodistas no puedan espiar el último entrenamiento antes del partido de ida ante Racing, el jueves en Avellaneda, por los octavos de final de la Copa Libertadores. El técnico es afecto a que la formación de su equipo recién se conozca a lo sumo una hora antes del arranque de cada encuentro, cuando no le queda otra que dar a conocer la planilla oficial. A veces logra su cometido y, muchas otras, la información se filtra.

(Télam)
(Télam)

River jugó tres partidos en condición de visitante en la actual Libertadores y Gallardo sorprendió en dos de ellos al echar mano a sorpresas tácticas. En el 2 a 2 frente a Flamengo, el 28 de febrero en Río de Janeiro, puso un triángulo en la mitad de la cancha compuesto por Leonardo Ponzio como vértice más retrasado, y Enzo Pérez y Bruno Zuculini unos metros más adelante. A los costados de esos tres hombres cuya tarea primordial estuvo vinculada a la contención se ubicaron Rodrigo Mora, bien abierto sobre la banda derecha, y Nicolás De La Cruz, recostado sobre la punta opuesta. Los once que salieron de entrada en el estadio Nilton Santos fueron: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Lucas Martínez Quarta, Marcelo Saracchi; Leonardo Ponzio; Rodrigo Mora, Enzo Pérez, Bruno Zuculini, Nicolás de la Cruz; y Lucas Pratto.

Poco más de dos meses después, el 3 de mayo, en Bogotá, Pratto volvió a salir de entrada parado como único delantero. Aquella noche, en El Campín, Gallardo prefirió reforzar con un hombre de más a la defensa e innovó poniendo a Montiel, Martínez Quarta, Maidana, Javier Pinola y Saracchi. Cinco hombres en la última línea. Ponzio y Enzo Pérez se repartieron las tareas de contención, Juan Fernando Quintero y Gonzalo Martínez tuvieron el rol de generar juego y Pratto le hizo honor a su condición de goleador al anotar para el 1 a 0 definitivo ante Independiente Santa Fe.

Lucas Pratto (AFP)
Lucas Pratto (AFP)

Los antecedentes indican que de Gallardo siempre se puede esperar un volantazo táctico para sorprender al técnico rival. Por lo pronto, lo hizo en dos de los tres partidos de la Libertadores de este año y hay otros antecedentes que abonan esa teoría. Por caso, en las semifinales de la Sudamericana 2015, frente a Huracán en Parque Patricios, puso un esquema táctico 3-4-1-2 que a priori pareció poco audaz para intentar dar vuelta la serie que River perdía 1 a 0 desde el choque de ida en el Monumental. Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Eder Alvarez Balanta; Milton Casco, Matías Kranevitter, Leonardo Ponzio, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez; Rodrigo Mora y Lucas Alario fueron los once. La revancha finalizó con un insuficiente 2 a 2 y River quedó a las puertas de jugar su séptima final internacional con Gallardo.

Frecuente explorador de sistemas tácticos que puedan tomar desprevenidos a los rivales, Gallardo por ahora no ofreció pistas del equipo que tiene pensado poner el jueves a las 19.30 en el Cilindro. Si mantiene el esquema táctico con el que afrontó los partidos de la Copa Argentina ante Central Norte de Salta (7 a 0) y Villa Dálmine (3 a 1), pondrá un dibujo 4-4-2 bien flexible, en el que los mediocampistas rotan constantemente en el campo de juego para tratar de quitarles referencias a los rivales. En ese sentido, habrá que ver si mantiene los intérpretes o si decide incluir entre los once a los dos mediocampistas mundialistas que tiene en el plantel: Enzo Pérez y el colombiano Juan Fernando Quintero. ¿Se inclinará por la mayor experiencia y capacidad de quite de Pérez o por la juventud y la mayor frescura de Palacios? ¿Optará por el buen presente de NachoFernández o se inclinará por el talento y la excelsa pegada de Quintero?

(AFP)

(AFP)

Son incógnitas que ya están instaladas sobre la mesa, y que probablemente Gallardo quiera extender hasta un rato antes del comienzo del clásico. Es posible que el técnico brinde el martes una conferencia de prensa. Allí se sabrá con precisión si prefiere mantener el enigma sobre el sistema y los nombres hasta último momento o si rompe con su tradición y anuncia los intérpretes con antelación.

Fuente: Infobae