El hombre que está acusado de abusar sexualmente de la novia de su hijo, una menor de 15 años de edad, fue dado de alta del hospital Schestakow y pasó directamente a la cárcel local.

Rodolfo Orosito, de él se trata, estuvo internado desde el 1 de enero luego de recibir un disparo de arma de fuego en el abdomen. Agresión que estuvo relacionada con el acto cometido por dicho sujeto en perjuicio de la adolescente.

El fiscal de la causa, Dr. Fabricio Sidotti, encontró elementos suficientes para imputar al individuo de 44 años que durante la madrugada de Año Nuevo habría ultrajado a la chica en su casa de calle Tirasso. Sucede que su hijo, junto a su novia, fueron a pasar la noche a ese domicilio y aprovechando que el muchacho se ausentó por un momento, emprendió contra la menor.

Después de eso, un torbellino de furia se desató en esa casa. Alguien tomó un arma de fuego y disparó contra Orosito. En ese punto, el fiscal no tiene claro quien fue. Las sospechas caen sobre el hijo y también sobre familiares de la jovencita.

En cuanto a la víctima, trascendió que el viernes pasado declaró en cámara Gesell (habitación acondicionada para que, mediante psicólogos, expongan su testimonio los menores de edad) y complicó severamente al imputado.

De esta forma, Sidotti acopla un elemento más a la causa y evidentemente la situación de Orosito es por demás complicada.