Anoche, poco después de las 21 horas, un hombre llegó a la rotisería ubicada en Coronel Suárez al 300 y al ser atendido por el propietario pidió un sándwich.

Por cuestiones que no trascendieron comenzó una discusión entre ambos y el “cliente” a punta de cuchillo le robó el teléfono celular.

Con el aparato en la mano emprendió veloz huida, pero al poco andar fue interceptado por efectivos policiales que ya estaban al tanto de la violenta situación.

El individuo, de 41 años, fue trasladado a la Comisaría 32º y se le inició una causa por robo.