En enero vino Mauricio Macri a San Rafael a poner en marcha la obra de reconstrucción de la avenida Balloffet. Luego del discurso de rigor las máquinas comenzaron a trabajar, pero el rugido de los motores se escuchó por apenas un par de días dado que, sin ninguna explicación oficial, los trabajos se paralizaron.

Es la empresa constructora Black Shadow quien ganó la licitación y que por contrato tiene un plazo de seis meses para ejecutar la obra de 4,5 kilómetros. Pero, considerando que la dinámica no se hace presente, será muy difícil que pueda cumplir con los tiempos.

Lo curioso del caso es que la oposición nacional (PJ) no ha realizado preguntas sobre los motivos de la paralización, teniendo en cuenta de que se trata de una obra encarada por Vialidad Nacional. En cambio, los que se muestran inquietos son los radicales. Al menos, extraño.

Martín Serrano y María José Sanz, concejal y diputada provincial respectivamente, han presentado un pedido de informe en tal sentido.

“Nos llama la atención que desde hace más de 45 días tienen paralizada esta obra tan importante para los sanrafaelinos y todo el sur mendocino. Por este motivo le pedimos a Vialidad Nacional que nos informe sobre esta situación,” señaló el concejal Martín Serrano.

En tanto que Sanz manifestó que “hemos pedido un informe detallado de los motivos por los que se ha demorado la obra y en consecuencia si se ha aplicado o se aplicará algún tipo de sanción a la empresa, debiendo agregar los trabajos realizados y los que aún están pendientes, como así también las inspecciones efectuadas por este organismo”.