El británico finalizó en el noveno puesto del Gran Premio de México pero la ventaja con la que llegó le sirvió para consagrarse.

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) logró una agridulce consagración como campeón del mundo de la Fórmula 1 este domingo. No pudo subirse al podio del Gran Premio de México, que fue ganado por el holandés Max Verstappen (Red Bull) en el Autódromo Hermanos Rodríguez, pero la ventaja que traía consigo le alcanzó para coronarse.

Hamilton, de 32 años, colecciona un nuevo título de campeón mundial de la categoría más reconocida del automovilismo, tras las conquistas en 2008 (McLaren-Mercedes), 2014 y 2015 (Mercedes).

Verstappen largó segundo y dominó la carrera de punta a punta, beneficiado por un toque que se dieron en los primeros metros el Ferrari del alemán Sebastian Vettel y el Mercedes de Hamilton. Tras el incidente, Vettel emprendió una frenética remontada que le permitió escalar posiciones hasta alcanzar el cuarto lugar, mientras que Hamilton se ubicó en la novena posición.

“No sé qué pasó en la curva 3, le di mucho espacio a Sebastian. Hice todo lo que pude y tuve que remontar. No fue la carrera que yo quería”, comentó Hamilton al final de la competencia. “Gracias a mi equipo que ha sido increíble durante cinco años, estoy orgulloso de ser parte de él”, agregó.

Después de 18 fechas de la temporada y a falta de dos carreras (Brasil y Abu Dabi), Hamilton aseguró el campeonato con 333 puntos, seguido por Vettel con 277.

Con su cuarto título del mundo, Hamilton empató a Vettel y al francés Alain Prost con cuatro campeonatos ganados en la Fórmula 1. Más arriba están el argentino Juan Manuel Fangio con cinco y el alemán Michael Schumacher con siete.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar