Admitieron que cuando la licencia de conducir estaba bajo la órbita de la Policía se luchaba todos los días contra el “amiguismo”. Aseguran que antes, para obtener un turno rápido, no eran pocos los que venían recomendados por políticos, policías o gente de la Justicia.

En el juicio, que se lleva adelante en la Primera Cámara del Crimen, a dos policías acusados de estafar a personas con la licencia de conducir, ocurrió algo que por momentos cortó el aire de la sala de debate. Es que como testigo de la causa concurrió el ex jefe de la Oficina de Licencia de Conducir, cuando la misma estaba bajo la órbita de la Policía, el Principal Leandro Gutiérrez.

El oficial había sido convocado para que explicara cómo era el trámite a cumplir a la hora de obtener el carnet. Su ilustración sería, simplemente, algo técnico. Pero, finalmente, no fue solamente eso, sino que Gutiérrez fue un poco más allá y con coraje ante los jueces, que abrían ampliamente los ojos, relató que cuando se hizo cargo de esa dependencia notó “muchas falencias”, sobre todo con los turnos. “Había muchas irregularidades, principalmente con ciertas actitudes de parte de algún que otro personal”, señaló.

El oficial contó, que no eran pocas las personas que allí concurrían “recomendadas” por gente de la política, de la propia Policía y también, para espanto de los jueces, de Tribunales.

“Siempre fue todo un tema lo de los turnos. Era casi habitual que concurrieran pidiendo el favor de hacer rápidamente el trámite de la renovación”, remarcó. Añadiendo después que todos los días tenían que enfrentar eso del “amiguismo”.

“Incluso gente de acá mismo (haciendo referencia a Tribunales) iban a pedirnos que le acomodáramos el turno”, remató.

Es necesario recordar que ahora es el municipio quien tiene a cargo la Oficina de la Licencia Nacional de Conducir en avenida Balloffet 2536 y para obtener turnos hay que llamar de 16 a 20 al número gratuito 0800 – 999 – 1331.

Silvio Barroso

www.ciudadanosur.com.ar