Ahora el 10 del Barcelona y la Selección argentina está limpio.

La Justicia española acordó hoy sustituir la pena de 21 meses de prisión impuesta a Lionel Messi por delitos fiscales, por una multa de 252 mil euros.

La Audiencia Provincial de Barcelona concede este beneficio a Messi y a su padre Jorge, quien deberá pagar 180.000 euros a cambio de los 15 meses de cárcel a los que había sido condenado, de acuerdo con la resolución de ejecución de la sentencia al que tuvo acceso Télam.

El tribunal tuvo en cuenta que tanto Messi como su padre carecen de antecedentes penales e hicieron un “esfuerzo reparador”, ya que ambos abonaron el monto reclamado por responsabilidad civil (21.338,16 euros) y, además, consignaron la totalidad de la pena de multa (2.093.001,55 euros y 1.395.334,37 euros respectivamente) a las que fueron sentenciados.

La sustitución de la pena de cárcel por multa había sido solicitadas por las defensas y la Fiscalía, que puso como condición que ambos condenados, atendiendo a su “alto poder adquisitivo”, tuvieran que pagar una multa de 400 euros por día de la condena, exactamente lo que dictaminó la Audiencia.

El Abogado del Estado, tal como consta en la resolución, se opuso a que el crack del Barcelona obtenga este beneficio.

De esta forma, Lionel y Jorge Messi no solo evitan ingresar a prisión -algo que se daba por descontado por haber sido condenados a menos de dos años-, sino que una vez que paguen la multa, y por lo tanto, cumplan con la sentencia, se librarán de los antecedentes penales.

En julio del pasado año, Messi y Jorge Messi fueron declarados culpables de haber cometido tres delitos contra la Hacienda pública española en 2007, 2008 y 2009, en relación con los derechos de imagen de la estrella del Barcelona. El fraude cometido ascendió a 4,1 millones de euros.

De acuerdo con la justicia española, el capitán de la Selección argentina es responsable de haber eludido impuestos en España a través de una estrategia que consistía en ceder en apariencia sus derechos se imagen a sociedades radicadas en Belice y Uruguay, que luego formalizaban contratos de licencia, agencia y otros servicios con sociedades en Suiza y el Reino Unido.

La modificación de la sentencia llega en una buena semana para el crack rosarino, quien acaba de renovar su contrato con el Barcelona hasta la temporada 2020/2021, con opción de una más, y una cláusula de rescisión de 300 millones de euros.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar