Los malvivientes que el viernes pasado asaltaron la distribuidora de avenida Los Sauces fueron llevados ante la Dra. Andrea Rossi, la fiscal que entiende en la causa.

Los sujetos fueron trasladados por personal de la Unidad Investigativa, lugar donde permanecen alojados desde el día sábado en la mañana cuando se entregaron usando como mediador a uno de los sacerdotes del seminario ubicado en calle Rawson.

Mientras tanto se trabaja intensamente con el fin de determinar si hubo entregadores, ya que los dos sujetos, ambos oriundos de Buenos Aires, manejaban demasiada información respecto del dinero y de los movimientos de la empresa.

Se entregaron luego de verse rodeados, pidiendo ayuda en la institución religiosa. En un primer momento, luego de ser detenidos, dijeron que la plata (550 mil pesos) la habían perdido en el escape, aunque luego terminaron confesando que la habían enterrado en un terreno de las inmediaciones.

La causa se instruye como robo agravado y arriesgan varios años de cárcel.

Silvio Barroso