Apenas dejó de llover, los malhechores salieron en bandada a robar casas. Televisores, computadoras, cámaras de fotos, ropa, pesos, dólares y hasta una cocina fueron parte de los abultados botines.  

El intenso aguacero que se desplomó sobre nuestro departamento sirvió para que los cacos sanrafaelinos estuvieran un par de horas guardado. No obstante, tal como dice la viaja frase, “siempre que llovió paró”. Y así fue que los malvivientes salieron en banda a saquear casas.

Fueron varios los robos registrados a viviendas en el día de ayer en horas de la noche. Un 911 que casi ardió de tantas llamadas. Todos los hechos fueron descubiertos por sus dueños al regresar a sus casas.

Entre los más importantes, se destacan uno ocurrido en calle El Moro, de Cuadro Benegas. Allí, al regresar a su hogar, el propietario se encontró con una ventana destrozada. Los ladrones se habían llevado tres guitarras, un amplificador, una computadora, un televisor, una cámara de fotos y varios pares de zapatillas.

En tanto que otro de los hechos tuvo como escenario a la calle Simón del barrio TAC . De allí se llevaron una ‘más que importante’ cantidad de dinero, entre pesos y dólares. En este caso los malvivientes también ingresaron a la propiedad luego de romper una ventana.

Otro robo denunciado ocurrió en calle Las Vírgenes de Las Paredes, de donde se llevaron un televisor, una computadora y una cámara de fotos. Los delincuentes lograron entrar luego de destrozar la puerta de ingreso.

En calle Romance del barrio Bufano, los ladrones fueron un torbellino. Dañaron una ventana y del interior se llevaron un televisor, prendas de vestir, calzados varios, dinero en efectivo y aunque cueste creerlo se robaron hasta una cocina.

Silvio Barroso