El jueves 14 de diciembre de 2017 fueron condenados a 18 años de prisión por narcotráfico Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela.

Los dos sobrinos fueron detenidos en Haití el 10 de noviembre de 2015 por la DEA, la agencia antidrogas estadounidense, que llevó a cabo operaciones encubiertas en Venezuela y Honduras para capturarlos.

Al momento del arresto, y según la periodista venezolana Maibort Petit, los jóvenes confesaron que el transporte de la droga era supervisado por Diosdado Cabello, uno de los pilares del chavismo, y Tareck El Aissami, ex vicepresidente de la Nación.

El portal Porque soy Flores, que se dedicó en profundizar la investigación, publicó un artículo periodístico en el que expuso unas conversaciones de los sobrinos de Maduro con un supuesto narcotraficante mexicano, que en realidad resultó ser un colaborador de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés). Gracias a ese audio, las autoridades lograron la captura de los dos venezolanos.

A su vez, el sitio Caraota Digital publicó que el negocio de los sobrinos Flores tenía como propósito “mantener el control político de la familia Maduro Flores de cara a las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015“.

Durante la charla, Campo reconoció que ellos no querían perder el control de la Asamblea Nacional. “Queremos volver a tomar posesión y hay varios círculos de poder que no hemos perdido, pero no se quieren perder”, afirmó en una parte del audio difundido.

Según la grabación, esas maniobras eran necesarias para “hacerle una guerra a Estados Unidos“, ya que, según ellos, la oposición venezolana recibía dinero de ese país.

“Necesitamos la platica porque los gringos están inyectando duro con plata a la oposición, también por eso es que nosotros les estamos haciendo la guerra”, reconocieron.

Flores de Freitas y Campo Flores cumplen actualmente condena en la Penitenciaría Coleman I y II, Florida, donde son prisioneros federales de alta seguridad.

Fuente:www.infobae.com