Siempre, ante un determinado conflicto, no todas las entidades afectadas se comportan igual. Eso está ocurriendo con la industria vitivinícola luego de recibir la desagradable noticia del impuesto al vino. Aunque todos los sectores relacionados con esa economía han planteado su descontento, no hay dudas que la Corporación Vitivinícola Argentina es la que ha mostrado mayor intransigencia. Ya anticiparon que no van a ceder.

Uno de los referentes de Coviar en San Rafael, el bodeguero Pablo Asens, dijo que no aceptarán ningún tipo de porcentaje relacionado con ese impuesto. La posición es clara: quieren tasa cero, y eso no se negocia.

El empresario local manifestó estar conforme con la actitud del gobierno de Cornejo respecto de la posición tomada frente a la Nación. Sin embargo “tenemos miedo que terminen negociando algún porcentaje”.

El anuncio del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne fue un baldazo de agua fría para la Provincia, incluso reconocido por el propio gobernador en su visita a San Rafael la semana pasada. En igual sintonía se expresó Asens al remarcar que en el mes de mayo, cuando había un rumor al respecto, “nos dijeron que nada de eso era cierto, por eso nos tomó por sorpresa”.

Independientemente de las negociaciones que haga el gobierno provincial, desde la Coviar ya manifestaron públicamente el deseo de ir por otro carril, al subrayar que se quieren juntar con el propio Macri “sin intermediarios”.

Queda claro que no quieren ni un 10 ni un 5 por ciento de impuesto. La lucha es tasa cero. De todas formas esperan que la semana entrante venga con mejores noticias, considerando que el proyecto todavía no tiene firma ni sello.

La esperanza está, pero eso no significa que en un tiempo cercano, si no hay una palabra favorable al reclamo, no se descartan medidas que tengan más impacto en lo mediático.

“El sector vitivinícola está acostumbrado a aguantar todo, porque tanto el que está en la bodega como el productor siempre agacha la cabeza y trabaja de sol a sol. Pero todo tiene un límite, y no dejamos de lado la idea de cortar una ruta”, subrayó Asens, al tiempo que concluyó “son muchos años de sacrificio y no nos pueden salir con esto ahora”.

Silvio Barroso