María de los Ángeles Gualpa, la madre de Joan Villegas, el joven asesinado el 1 de enero de 2017 en Alvear, caso por el cual está siendo juzgado Luciano Cabral, señaló que a su hijo lo mataron “porque rescataba a los pibes de la droga”.

En diálogo con nuestro medio, la mujer dijo sin tapujos que “los Cabral querían meter la droga al barrio, porque ellos se dedican a eso”.

“Con Joan teníamos una murga y hacíamos trabajo social en el lugar. Nuestra tarea era sacar a los pibes de la calle”, aseguró después.

Ella está convencida de que a su hijo lo asesinaron porque era un obstáculo en el supuesto negocio que tenían montado los que hoy están sentados en el banquillo de los acusados de la Primera Cámara del Crimen.

“El trabajo social, el ayudar a los demás, me costó la vida de mi hijo”, acopló con profunda angustia.

Lo ubica a José, padre del ex Argentinos Juniors, de ser el cabecilla de un grupo de “revoltosos” que permanentemente vivían en problemas. “Toda la gente del barrio le tiene miedo a los Cabral”, añadió.

El juicio, en el que está siendo juzgados Luciano, su padre y otros dos jóvenes, se está llevando adelante a puertas cerradas, dado que entre los acusados hay un individuo que al momento del sangriento episodio era menor de edad.