Miguel Ángel Pichetto se refirió a los allanamientos en las propiedades de Cristina Kirchner, en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción, y criticó que el abogado de la ex presidenta Carlos Beraldi no haya podido estar presente durante el operativo.

El abogado tiene derecho a estar, salvo en cuestiones excepcionalísimas donde el juez puede decidir apartarlo, pero en realidad el Código procesal le da garantías a la defensa“, expresó en diálogo con radio Diez.

El abogado de la ex presidenta denunció por “abuso de autoridad”al juez por la forma en que se hizo el allanamiento en el departamento de Uruguay y Juncal.

“Lo que puedo decir es que hubiera sido conveniente que hubiera estado (Beraldi) y que hubiera habido veedores de la Justicia fundamentalmente. El fiscal debería haber estado y también el juez”, señaló Pichetto respecto a las ausencias de Carlos Stornelli y el magistrado en los operativos.

En tanto, este domingo se realiza el tercer allanamiento consecutivo a la casa de la senadora de Unidad Ciudadana en El Calafate, donde en el subsuelo se encontró un espacio, una bóveda, a la que buscarán acceder.

El senador señaló que la decisión de la Cámara Alta de autorizar los allanamientos pedidos por Bonadio fue planteada en el marco del “cuidado de las garantías” de la ex presidenta y “cuidando el decoro”.

Al ser consultado si esas garantías fueron tenidas en cuenta, respondió: “Desconozco los motivos por los que el doctor Beraldi no participó”.

Pichetto está peleado con Cristina Kirchner, aunque compartan las banderas del peronismo representan a espacios diferentes dentro y fuera de la Cámara. Incluso la semana pasada se sacaron chispas durante el debate en el recinto que dio luz verde a que la Justicia ingrese a las propiedades de la ex jefa de Estado.

El jefe de la bancada del PJ en el Senado señaló que la causa sobre los cuadernos se encuentra “recién en la etapa de investigación preliminar”.

Vamos a tener calidad y precisión en el marco del juicio oral. Ahora estamos en la etapa que yo denomino de instrucción”, sentenció.

El juez Bonadio y el fiscal Stornelli investigan el delito de supuesto enriquecimiento ilícito de los principales jefes y organizadores de la “estructura delictiva”, encabezada por Cristina Kirchner, Julio De Vido y Roberto Baratta. El objetivo de la asociación ilícita se cumplió, según señala la Justicia, por la participación ininterrumpida de los empresarios que en un período de cuatro años, pagaron sobornos por 35 millones de dólares.

 

Fuente:www.clarín.com