El Gobierno de la provincia ya acreditó los sueldos para los trabajadores de la educación correspondientes al mes de marzo. En virtud de ello, la ilusión por encontrar en sus cuentas una diferencia con respecto al salario que venían cobrando era grande, ya que la promesa era que iban a cobrar con el aumento, algo que fue a medias finalmente.

Sucede que en los cajeros tenían solamente depositado el sueldo de marzo y el incremento equivalente a dicho mes, cuando en realidad también tenían que cobrar el retroactivo de enero y febrero.

Vale recordar que luego del aumento por decreto de Alfredo Cornejo, se dijo que en breve cobrarían la diferencia de los meses pasados, considerando que la suba en el sueldo era a partir de enero.

Desde el SUTE denuncian que además de la deuda de los dos primeros meses del año, tampoco han cobrado la “ayuda para compra de útiles escolares”. Allí no termina todo, debido a que los celadores tampoco han cobrado el ítem para compra de indumentaria.

Desde el Gobierno reconocen la deuda y aseguran que se pagará en planilla suplementaria, aunque en tal sentido, no son precisos en cuanto a la fecha de acreditación.