Tal como quedó pactado en la última paritaria, los trabajadores del sector mercantil recibirán en pocos días la primera parte del aumento de sueldo negociado para el año.

Los empleados de comercio arreglaron un 15 por ciento en dos veces con cláusula gatillo a fin de año. Es decir que, si la inflación del año es superior a ese número existirá un reajuste en el salario, algo que evidentemente sucederá, teniendo en cuenta lo que viene ocurriendo en estos meses.

Luis Lucchesi, titular de la Unión Empleados de Comercio recordó que “el aumento se pactó en dos veces, 10 por ciento con el mes de abril y 5 por ciento con el mes de agosto”.

“Esto significa que cuando cobren el próximo sueldo tienen que recibir un 10 por ciento de incremento. Por ejemplo, un vendedor inicial tendrá que cobrar un básico de 21 mil pesos”, expresó el sindicalista.