La titular del gremio que nuclea a los trabajadores de farmacias, Marta Zugasti, aseguró que la situación actual del sector “es preocupante”.

La sindicalista informó que “los remedios aumentan todas las semanas”, algo que provoca un problema para la gente, y “también para los dueños y empleados de las farmacias”. En tal sentido, afirmó que “se han producido algunos despidos”.

“La fuerte suba de las tarifas han perjudicado mucho a las farmacias”, añadió, para luego subrayar con potencia que el incremento de los medicamentos “hoy es algo incontrolable”.

Zugasti expresó más tarde que “la gente va a la farmacia con una receta y antes de comprar pregunta por el precio. Por lo general, si el médico le indicó dos remedios, terminan llevando un solo”.

“Van con gripe y por falta de dinero no llevan los medicamentos necesarios. Se las arreglan con el famoso tecito y esperan a que se les pase”, remató la gremialista.