Si hay algo que caracteriza a nuestro país, eso es la gran variedad gastronómica. Quizás, la respuesta esté en la gran corriente inmigratoria a los largo de toda nuestra historia.

La cocina criolla se mezcla con la española, la italiana, la oriental, la turca y en el último tiempo la comida chatarra y alguna que otra cosa excéntrica proveniente de los rincones más lejanos del mundo. No obstante hay preparaciones simples que estuvieron, están y seguirán estando en el podio, tal como la simple y siempre lista pizza.

Según un relevamiento que hizo la empresa PedidosYa, los argentinos piden en promedio unas 157 pizzas por hora y 3776 por día por medio de dicha plataforma online.

Respecto de los lugares geográficos donde más se pide pizza ubican a Mendoza en el podio. Del total de variedades gastronómicas que se solicitan, ese plato significa un 16 por ciento. En cambio si miramos la ciudad de Buenos Aires representan apenas un 10 por ciento del total. En la capital de nuestro país viene en claro crecimiento el pedido de empanadas, con un 22 por ciento, y como escolta se ubica el sushi con un 13 por ciento y luego viene recién la pizza.

En cuanto a la comida que viene en aumento, en cuanto a pedidos en todo el país, ese es el sushi que aumentó un 40 por ciento respecto del año pasado. En tal sentido, la ciudad más sushiquera de Argentina es Buenos Aires. No obstante, Mendoza no se queda atrás, ya que dicho plato está entre los 10 más pedidos.

El mismo estudio señala que otro plato que viene creciendo, son las hamburguesas. En este último punto con una particularidad, dado que no son pocos los que piden la opción vegetariana. Raro, pero una realidad: “hamburguesas vegetarianas”.

Hay comidas para todos los gustos y para todos los bolsillos. Ya no es raro escuchar pedidos de platos sumamente extraños, no obstante una pequeña y simple palabra es la que más suena: pizza. Al menos en Mendoza esa es la realidad.