La Justicia informó que la documentación encontrada en el vehículo siniestrado, en el que perdieron la vida 15 personas, es verdadera. Es decir, no se encontraron signos de falsificación de las mismas. En tal sentido, desde la Fiscalía que instruye en la causa manifestaron que “aquellas versiones de permisos falsificados no se han comprobado”.

Aquí se presenta un gran dilema, porque apresuradamente autoridades nacionales, a pocas horas de ocurrido el siniestro vial, salieron a decir que los papeles de la unidad estaban adulterados. Hoy, la Justicia informó oficialmente que la documentación es original.

No obstante, se trata de los permisos otorgados por la Dirección de Transporte de la Provincia de Buenos Aires.

Debe quedar claro que viajaban con papeles originales, pero son los entregados por las autoridades de aquella provincia.

Se informó que en las próximas horas llegará el informe de la Comisión Nacional de Regulación del Trasporte. 

Por otro lado se indicó que ya se ordenó la pericia mecánica del rodado, considerando que fueron varios los testimonios recogidos que hablan de que el colectivo se quedó sin freno. Sobre el particular se pidió especialmente a los peritos que pongan la lupa sobre el sistema de frenado del micro.

En relación a lo anterior, la fiscal del caso, Dra. Florencia De Diego, le corrió vista a los propietarios del ómnibus para que designen peritos de parte, de forma tal que quede garantizado el proceso y evitar en un futuro planteos de nulidad. Esto significa que la esposa del chofer fallecido, como así también el padre (el otro conductor), podrán participar directamente en la pericia que se haga a los frenos del vehículo, con el fin de que el acto sea lo más trasparente posible.

Silvio Barroso