En juicio abreviado, las seis personas (un masculino y cinco femeninas) acusadas del intento de robo al supermercado de avenida Balloffet, recibieron una pena de tres años de manera condicional. Esto significa que recuperaron la libertad.

Respecto del punto anterior, es correcto señalar que ninguno tenía condenas previas, algo que los terminó favoreciendo al momento de que el juez Claudio Gil dictara sentencia.

El magistrado ordenó también que todos deberán cumplir con 500 horas de trabajo comunitario como parte del castigo.

Los individuos reconocieron ser los autores del hecho y a partir de allí el camino quedó limpio para que el juicio fuera simplemente un trámite. En tal sentido, vale recordar que estaban imputados de los delitos de robo agravado en poblado y en banda, y por la participación de menores de edad en grado de tentativa, en concurso real con hurto simple y daño.

En el mismo fallo, el juez les ordenó que tendrán prohibido acercarse al supermercado, y también a las personas que allí trabajan.