El martes, en un club porteño y no en la propia Asociación Argentina de Tenis, Agustín Calleri asumirá formalmente en la entidad poniéndole el punto final a la campaña presidencial más mediática del deporte argentino exceptuando -por razones lógicas, tristes y vergonzosas- la de la AFA y su “bizarro” 38 a 38 con 75 electores. Junto al riocuartense estarán Carlos Mac Allister, el secretario de Deporte, y Gerardo Werthein, el titular del Comité Olímpico Argentino, en un aval explícito de la política y del deporte nacional a la nueva gestión.

Ese día podrá haber anuncios importantes aunque los interesantes e inmediatos son tres: el futuro capitán de la Copa Davis (se descuenta que Daniel Orsanic estará a cargo del equipo ante Colombia), la sede del match por el ascenso (será difícil que alguien supere la oferta de San Juan, que tiene una cláusula de preferencia) y el nuevo director de Desarrollo (suenan Franco Squillari y Guillermo Coria).

Calleri y Mariano Zabaleta, vicepresidente electo, se reunieron el miércoles con Orsanic y el mismo Calleri ya tuvo su primer encuentro con Rodrigo Roncero, responsable de Play Patagonia, la comercializadora de la AAT que había llegado a la Asociación con la anterior (derrotada) dirigencia.

“Entre ex deportistas se van a entender”, dijo una fuente cercana a ambas partes para desestimar rumores de un posible corte de relación entre los nuevos dirigentes y la empresa que, de todos modos, tiene un contrato firmado que asegura el vínculo hasta 2023.

 

 

Fuente: www.clarin.com