Luis D’Elía, detenido en el penal de Marcos Paz en el marco de la causa por encubrimiento a los responsables del atentado a la sede de la AMIA, habló desde su lugar de reclusión y reivindicó su pedido de renuncia del presidente Mauricio Macri.

“Entre el pabellón y mi barrio no hay ninguna diferencia”, manifestó el dirigente kirchnerista por Radio Con Vos.

Contó que “estoy en un pabellón común, haciendo tareas comunes, con presos comunes” y dijo que “la cárcel es para los pobres. Acá hay gente presa por robar una rueda”.

Y afirmó: “Vivo todo esto como un retiro espiritual”.

El ex funcionario K , acusado por participar en el encubrimiento a los iraníes acusados de participar del atentado a la sede porteña de la AMIA en 1994, indicó que “hace casi 40 días que estoy preso. Pasé dos fechas complicadas como la Navidad y el Año Nuevo”.

Luego, brindó consideraciones políticas al señalar que “estamos en el marco del Plan Cóndor 2, y se reemplazó el poder militar por el poder judicial”. Reconoció que “que haya gente en mi barrio que vota a Macri me da bronca”.

Y manifestó que : “La plata que tenia José López, se la dio Ángelo Calcaterra, el primo de Mauricio Macri”.

Y aseveró: “Pedir la renuncia de alguien no es un acto sedicioso. Los que salieron a cacerolear hace unos días eran los votantes de Macri”, indicó luego de haber reiterado que quería que el Presidente renunciara a su puesto.

Sobre la causa judicial señaló que “estoy acá por un memorándum que nunca firmé ni voté, por una causa justa. Soy un preso político”.

Aseguró que “lo que se vive en el penal es similar a lo que sucede en cualquier barrio humilde”. Y finalizó: “Yo no estoy preso por corrupción”, dijo en la Radio Con Vos.

Esta semana, el juez federal Sergio Torres rechazó un nuevo planteo de la defensa de D’Elía para ser excarcelado, presentado con el argumento de que la causa ya terminó su etapa de investigación.

Fuente: Clarín