Estaría encabezada por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ante el gobierno de Cuba.

El Gobierno argentino se ha involucrado en una negociación regional, con Colombia y México para buscar incluso un salvoconducto al presidente Nicolás Maduro, que hasta contempla su salida del país en forma consensuada. Así lo pudo confirmar Clarín de altas fuentes diplomáticas.

La iniciativa fue revelada en las últimas horas por el diario británico The Financial Times, el que aseguró que el viaje de este lunes por un día del presidente colombiano Juan Manuel Santos a La Habana era para analizar salidas a la crisis venezolana con su colega Raúl Castro, en virtud de los fuertes lazos que ha mantenido la isla y Caracas.

El Times, que remarca que Bogotá no informó oficialmente de ninguna negociación en ese sentido señaló sin embargo que los movimientos de Santos cuentan con el apoyo de Mauricio Macri y del mexicano Enrique Peña Nieto. Este diario confirmó en Buenos Aires que el Gobierno está al tanto y que apoya cualquier vía que frene la descomposición de la situación venezolana, ya que consideren que a esta altura de los hechos los movimientos de Maduro son los de quien está arrinconado. Con todo, las fuentes consultadas aclaran que entre Macri y Maduro no hay diálogo directo, tampoco entre cancilleres.

Recientemente, como publicó la prensa en Caracas, el encargado de negocios de Argentina allí, Eduardo Porretti, quiso visitar al dirigente opositor Leopoldo López, que pasó a arresto domiciliario. Lo intentó con sus pares de Brasil y de la Unión Europea, pero el gobierno de Maduro lo impidió. Macri había hablado por teléfono con López.

Santos, es el único que mantiene diálogo aún con Maduro y es bien visto por todas las partes. Sin embargo, su iniciativa podría no contar con el apoyo del otro hombre fuerte del régimen chavista, Diosdado Cabello.

En Chile, Macri le dijo a Michelle Bachelet que ya no confiaba en las formaciones de Grupos de Amigos y otras mediaciones porque además de que el régimen de Maduro no cumplía con los compromisos, la polarización del país hace imposible cualquier consenso. Tal como publicó este diario, Argentina ya estuvo involucrada en un intento de mediación junto al Vaticano y Canadá, pero la situación empeoró aún más con la Constituyente que busca imponer Santos el 30 de julio.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar