El presidente Mauricio Macri dio este miércoles por “superada” a la “turbulencia cambiaria”, que puso en jaque la economía argentina en las dos últimas semanas y destacó que “es importante reconocer el momento de nerviosismo que se vivió en varios sectores de la población, donde hubo miedo y angustia”,

Al hablar por conferencia de prensa desde la Quinta de Olivos, el jefe de Estado subrayó que “es necesario entender cuál es el problema central que necesitamos resolver: reducir el déficit fiscal” al tiempo que advirtió que “hay que acelerar esa tarea entre todos”.

Consideró, además, que los gobernadores y los legisladores nacionales de diferentes sectores políticos, junto al Gobierno, tienen que “sentarse alrededor de una mesa y hacer un gran acuerdo para ver cómo logramos terminar esta historia del déficit fiscal con parches y mentiras”.