Tal como se aseguró a mediados de diciembre, finalmente se firmó el decreto que autoriza el pago del bono a todos los estatales de la provincia de Mendoza.

Se trata de una suma de 7 mil pesos que tendrán depositado los empleados públicos este viernes 5 de enero.

Ese arreglo fue acordado por la mayoría de los gremios y el Ejecutivo provincial en mesa paritaria a principios de 2017. El pacto consistía en un dinero extra si la inflación superaba el porcentaje de aumento de sueldo, algo que terminó pasando.

En definitiva, no es un regalo de Reyes, sino un reconocimiento por el desfasaje inflacionario.

Es necesario subrayar que los funcionarios, los legisladores y los jueces no están incluidos.