Un número importantes de personas se reunieron a la vera del río Atuel, en toma Carmensa, para dar a conocer y hacer pública la lucha de los productores del sur de la provincia ante el conflicto con la provincia de La Pampa.

Con la firme convicción de defender las aguas que otorgan vida, crecimiento y trabajo, más de mil personas fueron parte del abrazo simbólico al cauce.

Del acto participó el propio titular de Irrigación, Sergio Marinelli, quien al respecto manifestó que  “tenemos el ánimo de contribuir a una solución seria, que permite darle una solución a La Pampa, pero sin perjudicar a Mendoza. Planteamos un aumento del caudal del marginal con perforaciones, que se enriquece con la propia agua del Atuel, pero se nos rieron de forma muy despectiva”.

El funcionario más tarde adelantó que “en no más de diez días, en General Alvear, vamos a hacer la presentación del trabajo que hizo la provincia de Mendoza, con la UNCuyo, con un gran equipo de profesionales, que lo vamos a editar en un libro para que se pueda tener en las escuelas y todos los ámbitos, ya que cuenta con un gran respaldo científico a nuestra propuesta”. 

“Nosotros evaluamos cómo distribuir el agua en función de los cultivos, y si no lo hacemos de forma pareja, sabiendo que hoy es muy escasa el agua y que, quien posee una finca solo puede regar la mitad, no quiero imaginar si hay que dar un caudal adicional, lo que esto significaría”, añadió.

Como representante de los regantes se expresó Carlos Achetoni al señalar que “debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance, hacer todas las obras que sean necesarias, pero créanme, hay una que es fundamental, que es el trasvase del Río Grande al Atuel”.

Del abrazo también participó el intendente de Alvear Walther Marcolini quien remarcó que “el Atuel nos da la vida, hay una razón productiva, pero también hay una razón humanitaria. Estamos teniendo un marco realmente importante, y esto es muy bueno, porque necesitamos que todo el mundo comprenda y que el País, al igual que la Corte, conozca la realidad que vivimos” dijo, a la vez que hizo hincapié en las obras, “Corre riesgo el oasis productivo del sur de Mendoza si no se realizan las obras, y si no se puede avanzar en una obra de fondo que es el trasvase del río Grande al Atuel. Gracias a Dios la Corte habilitó la construcción de Portezuelo del Viento”.