Las calles del centro de General Alvear fueron testigo de una numerosa manifestación que tuvo como único objetivo defender la Ley 7722 de protección del agua, normativa que vio la luz hace 11 años con el fin de “regular” la actividad minera en la provincia.

Organizaciones sociales, agrupaciones rurales, entidades empresariales, sindicatos y vecinos autoconvocados inundaron el microcentro, y portando carteles le dijeron “no” a los intentos de modificación de la normativa, considerando que hay dos proyectos en la Legislatura que intentan retocarla.

Un dato que no es menor fue la presencia del intendente radical Walther Marcolini que, seguramente, lo espera un futuro para nada sencillo respecto de su relación con el Gobierno provincial, teniendo en cuenta que el Ejecutivo estaría abierto a posibles modificaciones.