Son dos los nuevos edificios que se construirán para darle amplitud al hospital Teodoro J. Schestakow. Obra que está contemplada en el próximo presupuesto provincial y que comenzará durante el primer trimestre del año que viene.

El proyecto consiste en dos estructuras: la primera llamada ‘edificio crítico” de 4.500 metros cuadrados y la segunda denominada ‘edificio soporte’ de 1.520 metros cuadrados. Ambos edificios serán de tres plantas y se levantarán sobre el actual playón de estacionamiento ubicado sobre el lateral que da a calle Emilio Civit.

Por otra parte, el Gobierno anunció que se llevará adelante una importa refuncionalización de servicios, con una importante inversión en infraestructura y también en equipamiento.

Respecto de los nuevos edificios, en el ‘critico’, en el sector de planta baja se hará una ampliación de la Guardia de Urgencias que, de acuerdo a lo que requieran las diversas patologías, quedará dividida en varias secciones. Contemplándose allí un sector pediátrico.

Como novedad importante, la Guardia tendrá, además de camas para pacientes en observación, camas de terapia intensiva.

En ese mismo edificio, pero en el primer piso se ubicarán todas las oficinas administrativas, tales como Recursos Humanos, Contaduría y Dirección de Administración.

En tanto que en el segundo piso estará Obstetricia (comúnmente llamada ‘Maternidad’), Neonatología y el Servicio de Esterilización.

Para subrayar es que la tercera planta se acondicionará para el Helipuerto, de forma tal que todas las emergencias que requieran esa movilidad llegarán directamente al nosocomio.

En el ‘edificio soporte’ funcionará el área de Salud Mental en el primer piso. De esta manera, con la nueva reubicación se estará cumpliendo con la Ley Nacional de Salud Mental que exige que estos pacientes tienen que estar fuera del ámbito de internación hospitalaria.

Esa misma estructura, en el segundo piso albergará a un auditorio.

Es necesario destacar que en el lugar donde actualmente funciona Salud Mental, al irse este Servicio a la parte nueva, ese sitio estará destinado a la atención ambulatoria.

Algo similar ocurre con Esterilización, que también se mudará. En ese espacio se colocarán los vestuarios personales de los médicos.

Pediatría también tendrá algunos cambios: la Terapia de Niños se trasladará al lugar que dejará vacío Neonatología, y allí se creará la Internación Pediátrica Crítica.

En tanto que cuando Maternidad ocupe el edificio nuevo, le dejará el espacio para el Servicio de Gastroenterología.

El ambicioso proyecto se licitará antes de que termine el año y de acuerdo a lo que señalaron desde la propia gobernación, buscan que los trabajos comiencen antes de marzo de 2018.

Silvio Barroso