En un año electoral, donde se juega el destino del país y la provincia, la inflación no tiene freno y al parecer, de acuerdo a lo que está ocurriendo con el mes en curso, donde se han registrado fuertes aumentos en la mayoría de los rubros, el futuro no es alentador.

En apenas cuatro meses, la inflación en Mendoza superó el 15 por ciento. En ese marco, los sectores que más aumentaron los precios desde que arrancó el 2019 fueron los relacionados con los alimentos, con la indumentaria y con la salud. El registro fue del 18,6 %, 18,3% y 17,2 % respectivamente.

De acuerdo al informe de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza, la inflación de abril fue del 3,8% y el acumulado, desde el 1 de enero al 30 de abril fue del 15,2%.

El dato es más preocupante si se mira el mismo mes del año pasado. En tal sentido, la inflación llegó al 57,5%.

Tomando como referencia ese porcentaje interanual y comparándolo con los aumentos de sueldo desde abril de 2018 al mismo mes de este año, está claro que la pérdida del poder adquisitivo de la mayoría de los mendocinos superó ampliamente el 20 %.

Un elemento que no pasa desapercibido es que la inflación de abril en Mendoza fue del 3,8%, mientras que a nivel país llegó al 3,4%.

El índice de precios al consumidor superior al nacional es una constante en los últimos años. A partir de allí, no es difícil entender que nuestra provincia es una de las más caras del país.

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv