Los objetivos son promover la sensibilización y el conocimiento acerca de la legislación y garantizar su cumplimiento. Además, promover un modelo que garantice la integración en la comunidad, la prestación de una atención de calidad y el acceso a los cuidados.

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Elisabeth Crescitelli, participó en la capacitación en “Derechos Humanos y Salud Mental”, que se realizó en la Nave Cultural de Ciudad.

La capacitación fue organizada conjuntamente entre la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones y la Asociación de Abogados y Abogadas de Buenos Aires en colaboración con la Dirección de Salud Mental, la Defensoría General del Ministerio Público y la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia del Poder Judicial de Mendoza.

Estuvo destinado a: trabajadores del ámbito de la salud, del Ministerio Público y del Poder Judicial: jueces/as, secretarios/as, defensores/as,asesores/as de menores, funcionarios/as, auxiliares del sistema judicial, forenses y peritos de los fueros civil y de familia de las provincias y de CABA, profesionales de la salud, asociaciones de usuarios/as,funcionarios/as, según se decida en cada caso.

Durante la capacitación, la ministra de Salud, Elizabeth Crescitelli declaró: “Para nosotros hoy es un día muy especial porque nos encontramos trabajando mancomunadamente los diferentes poderes del Estado, esto es la presencia de la justicia y de salud en la articulación de políticas de salud mental como un derecho de todos los ciudadanos”.

“En el mapa del país, Mendoza está muy bien posicionada en el abordaje de la salud mental. Desde el ministerio se trabaja en los tres niveles de atención, primaria en todos los centros de salud. Secundario, en los hospitales sumando camas. Hoy, por ejemplo, tenemos camas para pacientes de salud mental en el Hospital Central. Años antes esto era impensado, y en un tercer nivel, los hospitales monovalentes”, agregó Crescitelli.

Además, la titular de Salud destacó la importancia de debatir este tema e instalarlo en la sociedad y dijo: “La Ley de Salud Mental es una conquista de derechos. Todavía falta mucho es un largo camino a recorrer, pero que se instale el debate ya es un gran logro”.

Crescitelli expresó además: “Desde el ministerio se trabaja en salud mental en distintos ámbitos, no sólo en lo asistencial, también se aborda en lo laboral. Nuestro objetivo, en concordancia plena con la ley,  es cambiar viejos paradigmas para que todas aquellas personas con algún problema de salud mental puedan recibir atención sin alejarse de su entorno familiar más cercano, para no desarraigarlos, que no pierdan sus vínculos. En ese camino nos encontramos”.