Desde hace un par de semanas que dirigentes y militantes del Pro mendocino dicen que hay una encuesta que lo ubica a Omar De Marchi como el referente del Frente Cambia Mendoza que más mide para la gobernación. Las redes sociales arden y no tienen empacho en decir que el lujanino está por encima de todos los radicales.

Con el tiempo fueron ganando confianza y hoy son varios los hombres y mujeres del partido de Macri que dicen que supera ampliamente en las encuestas a Kerchner, Cobos, García Zalazar y Suarez.

Faltaba un fuerte empujón y ayer lo tuvo. El respaldo vino de la mano de la vicepresidenta, que llegó a suelo mendocino con una agenda cargada.

“Es el mejor candidato para Mendoza”, lanzó en seco Gabriela Michetti, al tiempo que aclaró que el Frente está unido, pero que el Pro buscará protagonizar.

De Marchi no lo oculta, cada vez que tiene la oportunidad lo dice: “Voy a ser candidato a gobernador”. Mientras tanto, la militancia espera el lanzamiento oficial para salir a caminar.

El aliento de la vice no es poca cosa, queda claro que el Pro quiere hacerse fuerte en una provincia importante como Mendoza y para eso hace falta un competidor.