Los incendios forestales fuera de control en Grecia, al oeste y al este de la capital Atenas, dejaron más de 49 muertos y unos 150 heridos, algunos de ellos de gravedad, comunicó el portavoz del Gobierno Dimitris Tzanakopoulos a través de la televisión.

Reporteros televisivos desde el lugar de los hechos señalaron que la cifra puede subir considerablemente, dado que en diferentes localidades en el este de Atenas se siguen encontrando cuerpos carbonizados.

Un periodista de la cadena Skai informó que en una casa se hallaron los cuerpos de dos mujeres con sus hijos. “Las mujeres habían abrazado a sus hijos en la desesperación para protegerlos de las llamas”, dijo el reportero. También fue hallado el cadáver de otro niño.

Horas más tarde, los cuerpos carbonizados de 26 personas fueron hallados en una casa en Mati, costa oriental de la región de Atica, anunció la Cruz Roja

Los Bomberos tienen previsto presentar un balance durante la mañana. Por el momento, no se informó de turistas entre las víctimas.

En la ciudad portuaria de Rafina las llamas están llegando hasta el centro. Miles de personas están huyendo de la región. Cientos de ellas se salvaron de las llamas en el mar. Durante horas, barcos de pescadores y otras embarcaciones sacaron a las personas de las aguas. En el puerto de Rafina decenas de personas buscan a sus familiares con fotos.

El fuego fue tan grande que sobre Atenas se veían las nubes de humo y hasta el sol se oscureció. En la región al oeste y al este de la capital miles de atenienses tienen sus casas de fin de semana. Varios alcaldes relataron a los reporteros que sólo en el este de Atenas más de 200 viviendas y cientos de coches resultaron destruidos o dañados.

“Ocurrió el llamado peor escenario posible”, dijo el jefe de Protección Civil, Giannis Kapalis, a la televisión. Las llamas arden en una zona densamente cubierta con pinos repleta de casas de veraneo. Muchas personas huyeron y varios campamentos de niños tuvieron que ser evacuados. Algunas regiones se quedaron sin suministro eléctrico, sin teléfono y sin Internet. Debido al intenso humo, las carreteras entre Atenas y Corinto fueron cerradas.

Grecia pidió ayuda a otros países de la Unión Europea (UE) para combatir el fuego, informó una portavoz de los Bomberos.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se mostró preocupado. “Mis pensamientos están con las personas y las fuerzas de intervención”, dijo a la televisión griega ERT, al tiempo que manifestó la sospecha de que el fuego pudo haber sido provocado.

Tsipras interrumpió un viaje a Bosnia Herzegovina y volvió esta noche a Grecia, según la emisora.

El primer ministro ordenó que bomberos de otras regiones, así como el Ejército, acudan a Atenas a ayudar a controlar la situación, informó la radio estatal.

Actualmente en Grecia hay temperaturas en torno a los 40 grados. Además, en la región afectada hay vientos fuertes.

 

Fuente:www.clarín.com