El Gobierno provincial le abrió las puertas a la discusión a los intentos de modificación de la Ley 7722. Fue el propio gobernador quien en menos de una semana dijo dos veces lo mismo: “Tenemos que escuchar”.

Las palabras de Alfredo Cornejo están relacionadas a los intentos de modificación de la normativa que prohíbe sustancias tóxicas en la actividad minera. Proyectos que, curiosamente, vienen de la mano del justicialismo y ya transitan los pasillos de la Legislatura.

En su paso por San Rafael, el radical señaló que es un tema “que hay que discutirlo mucho”, frase que repitió en el norte provincial al ser consultado por la prensa.

Agregó que no hay que cerrarse y es bueno “escuchar propuestas” y conocer la opinión de “todos los actores” que de una u otra forma tienen relación con la actividad o con la Ley.

En el mismo sendero que Cornejo se había manifestado la semana pasada el ministro Martín Kerchner. El hombre fuerte del gabinete dijo que “es un tema que se debe discutir mucho en la Legislatura y escuchar a los expertos”.