La semana pasada Carlos Tevez hizo bastante ruido al hacer públicas sus diferencias con Guillermo Barros Schelotto, antecesor de Gustavo Alfaro. Era algo que tenía atragantado el capitán de Boca desde la derrota con River en la final de la Libertadores. Y lo soltó.

El Apache aguantó hasta donde pudo hasta dar su verdad. Aunque claro está, sus palabras repercutieron en el seno interno, donde entendieron al referente pero también tomaron la situación como ejemplo para el resto de cara al futuro. Se transita un proceso de recambio con muchas caras nuevas en el plantel y cuerpo técnico. Es tiempo de trabajar, callar y sumar.

Nicolás Burdisso, nexo entre la dirigencia y los futbolistas, fue quien tomó las riendas del asunto. Ex compañero de Tevez, mantuvo una reunión privada en la que expusieron sus puntos de vista y coincidieron en algo: la armonía es una de las bases para lograr los objetivos deportivos.

Como prioridad, en el Xeneize tienen el mantenimiento de una línea definida. El trabajo prolijo y meticuloso tanto adentro como afuera de la cancha serán los bastiones para conseguir el gran desafío de enamorar otra vez al hincha luego de la frustración copera. Y se engloba el trípode conformado por plantel, directivos (con Burdisso y Angelici a la cabeza) y entrenador.

El manager boquense advirtió: “Cada jugador es dueño de su palabra”. Desde arriba no bajarán línea para los protagonistas que enfrenten los micrófonos pero sí elegirán los momentos adecuados para hacerlo. El Modo Armonía fue empleado en el Boca de Carlos Bianchi que ganó todo y es sinónimo de puntos en la tabla para Burdisso, testigo de ese tiempo. El reto para él es mayor por los avances de la tecnología y comunicaciones, sumado a que es un año político para el club (a fin de año se llevarán a cabo las elecciones presidenciales).

Desde su asunción, el elenco de Alfaro sumó 7 de 9 (empate con Newell’s y victorias ante San Martín de San Juan y Godoy Cruz) y va en busca de una identidad de juego, un elemento que quedó en el “debe” en el último tramo del ciclo de Guillermo como técnico.

En permanente contacto con el plantel (ayer participó de la presentación de los 7 refuerzos en la Bombonera), Burdisso junto a su colaborador Aníbal Matellán expusieron su visión y dejaron en claro lo estrictos que deberán ser los futbolistas en todos los ámbitos para vengan los éxitos deportivos.

Fuente: www.infobae.com